Humidificación de aire para embalaje

La humedad óptima del aire es un importante parámetro climático para la producción de embalaje e impresión para embalaje, con el fin de garantizar una elevada calidad de producto y un proceso de producción sin complicaciones.

Significado de la humidificación del aire

Las condiciones de producción estandarizadas son cada vez más importantes para la impresión y para el procesamiento posterior de papel, cartón y láminas. La demanda de los clientes de un embalaje sofisticado con acabados delicados y la posibilidad de usar nuevos plásticos y láminas hacen que la industria de embalajes se enfrente a nuevos desafíos.

Incluso pequeñas desviaciones de las propiedades de material o condiciones climáticas óptimas pueden perturbar considerablemente el proceso de producción debido a unas velocidades de máquina siempre crecientes. El resultado de todo ello son tiempos de funcionamiento limitados de las máquinas, periodos de paralización de la producción y unos costes adicionales prevenibles. Un sistema de humidificación de aire adicional es una medida efectiva de garantía de calidad que tiene cada vez más importancia en la industria del embalaje.

Cambios en las dimensiones

Si la humedad relativa de la sala cae por debajo del contenido de humedad intrínseco óptimo de los materiales de procesamiento, se perderá humedad. Los bordes del material liberarán humedad a un entorno que no tenga humidificación de aire añadida, por lo que se deformarán en lo que se llama “plancha”. Estos cambios dimensionales pueden provocar graves problemas de producción durante la impresión y corte. Por ejemplo, se requiere una humedad relativa constante del 45-50 % para la impresión, corte y encolado de cartones cromo dúplex para garantizar una producción sin complicaciones y que se ajuste a la perfección al producto.

Cargas electrostáticas

Desencadenada por procesos de fricción en las máquinas de impresión y acabado que giran rápidamente, la energía electrostática puede afectar de forma marcada al proceso de producción en la industria del embalaje. Los materiales delgados, las etiquetas y los materiales sintéticos como las películas de polipropileno son los más afectados por las cargas electrostáticas. Dependiendo del proceso, un flujo de material óptimo requiere una humedad relativa entre el 50 % y el 60 %, que se puede crear durante todo el año por medio de una humidificación constante del aire.

Otras industrias en las que Condair brinda un vital control de humedad: